Imagínense dos vecinos a ambos lados de sus propiedades, divididos por una cerca invisible o visible. Un vecino pregunta al otro si puede pasar por la propiedad; el vecino lo permite. Este acto de pasar es ñanda mañachi, es un acto de conexión (…). Este tema de hacer puentes sobre barreras existentes, y moverse a través de los cercos…

Alfonso Cachiguango entrevistado por Kristen Sawyer

Disponible en http://zeromagecuador.com/es/nanda-manachi-el-sonido-de-los-andes/

Creemos que la academia avanza por su lado, mientras la sociedad avanza por otro. Indudablemente las experiencias sociales tienen mucho que enseñarnos, tanto en el campo del pensamiento, de la acción y la representación. Préstame el camino nació en nuestra reflexión sobre cómo acercarnos y usar las técnicas de otros en la construcción de una realidad distinta, y/o como compartir nuestras estrategias y técnicas para crear saberes más pertinentes para el mundo del conocimiento latinoamericano. La frase la tomamos del kichwa Ñanda manachi, y es representativa de un aprendizaje que involucra un gesto de humildad, un reconocimiento del otro como complementario a nuestra realidad, una estrategia de colaboración en el aprendizaje y una alianza en contra de la historia construida sobre inequidades coloniales.