¿A qué suena Nigeria?

La Independencia II, mejor conocida como Nigeria, tiene una sonoridad muy rica y específica. La isla Trinitaria está rodeada por el estero Salado y penetrada por la Perimetral, es un sitio donde confluyen varios y vastos sonidos combinados con un aire de multiculturalidad.

A lo lejos se escucha el sonido de “la Peri”, el tráfico liviano y la gran afluencia de camiones pesados que al entrar y salir del Trinipuerto y Bananapuerto crean un retumbe de frecuencias casi imperceptible.

El corazón del barrio no conoce el silencio, tiene un sonido muy pintoresco en el que la música es algo de todo el día. Los vecinos compiten por tener el sistema de sonido más potente. Ciertas casas se encargan de configurar la banda sonora de cada cuadra. Reguetón, salsa, hip-hop y salsa-choke son los favoritos de las calles del barrio.

En la Isla la música también se mueve. A la distancia se escucha pasar el estruendo del ruido del motor de las tricimotos combinado con la música a todo volumen de los sistemas de sonido integrados en las mismas.

Llega la hora de salida de la escuela y un mar de niños corren, juegan y gritan al salir con rumbo a sus casas o al Centro Juanito Bosco, adonde varios acuden para hacer sus tareas en el refuerzo escolar. A su paso se escucha una ola de risas, alegría y jugarretas. Grabar a los niños en un ambiente ‘normal’ se hizo casi imposible; su curiosidad al ver los equipos fue muy grande y su acercamiento a merodear y preguntar
fue inevitable.

Al caminar por las afueras del Centro Juanito Bosco uno se siente atraído al escuchar las marimbas, los bombos y los cununos que salen de la sala de ensayo donde Saúl, Carlos, Cheo y Nadia se encargan de mantener viva la música afroecuatoriana. Ostinatos2 de ritmos africanos golpeados en madera provocan el baile de los jóvenes al entrar al centro. En los recesos, gritos y zapateos reverberan en la cancha techada del patio principal donde varios partidos de fútbol ocurren simultáneamente.

Al salir del centro, dejando atrás el bullicio de los niños y acercándose al malecón, el viento trae la música de los barrios aledaños. Al caminar por el adoquinado se puede escuchar cómo se acercan las pangas a motor que ayudan a cruzar el Salado hacia barrios aledaños.

Para un ejercicio de escucha de los sonidos del barrio Nigeria, diríjanse a “Ecuador Sound Map” www.ecuadorsoundmap.com/nigeria

Taller de escucha profunda y radio con niños en contexto comunitario dado por Vox Populi, Escucha profunda y radio con niños.