La educación en artes es un derecho y una necesidad

La educación en artes es un derecho y una necesidad

La Universidad de las Artes es la primera universidad creada específicamente para la educación superior en artes en Ecuador. Abraza, entre sus principios rectores, la interculturalidad, el pensamiento crítico, el compromiso social, la inter y transdisciplinariedad y el inter-aprendizaje en vínculo con la comunidad que orientan el accionar de las funciones institucionales.

Esta publicación vertebra algunas reflexiones en torno a los aprendizajes, en y con comunidad, generados a partir de los proyectos Nigeria: lo que se ve, lo que se oye, lo que se siente, lo que se dice, lo que se hace; Radio Nigeria. Descolonizar la memoria; y, Radio Nigeria. Inclinándonos para escuchar, que fueron ejecutados bajo el liderazgo de lxs docentes Ana Carrillo y Bradley Hilgert quienes, interesados en la posibilidad de reflexionar y accionar sobre un proyecto pedagógico integrador, articularon las asignaturas Laboratorio en Comunidad y Política y Cultura en América Latina (materias de formación común para las carreras en la Universidad de las Artes).

Esta articulación dio lugar al proceso que aquí se relata y que contó con la participación de lxs docentes María Fernanda López, Yamil Lambert, Janina Pinzón y Diego Benalcázar y 118 estudiantes de distintas carreras de la Universidad de las Artes que desplegaron proyectos cooperativos con ciudadanxs en el Barrio Nigeria (Isla Trinitaria, Guayaquil), en diálogo con otras organizaciones locales como: Pastoral Afro de Guayaquil, Centro Juanito Bosco, Somos Decenio, África Mía, Centro Cultural Afroecuatoriano, Asociación de Artistas Afroecuatorianas, Proceso Cultural Reviviendo los Tambores y la colaboración de instituciones como el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (en la parte inicial del proceso), la Universidad de Sam Houston State University y AR+RFID Lab.

El libro, construido colectivamente, trata de ser un catálogo de diferentes reflexiones y perspectivas sobre los aprendizajes continuos y encuentros de saberes (desde 2016 hasta 2018). Los textos han sido elaborados por los docentes citados y los estudiantes Laura Nivela y José David Quispe. Incluye registros fotográficos elaborados por personas de la comunidad, estudiantes y docentes.

El proceso de trabajo en el Barrio Nigeria, se enmarca en la comprensión de la vinculación con la sociedad como un horizonte que invita a un aprendizaje compartido, que interpela constantemente a lo que somos y lo que queremos ser, a nuestras formas de relacionarnos y la posibilidad de imaginar en conjunto una transformación.

Esa reflexión, entonces, entiende la gestión de la vinculación con la sociedad como un dispositivo para salir de la academia conservadora, que permite trazar procesos que efectivicen el sentido de lo público, en donde se pueden construir o reconstruir otras dimensiones institucionales y subjetivas, con un sentido de reflexión permanente sobre las preocupaciones y las tareas de la educación superior en artes .

Nos enfrentamos, entonces, a la posibilidad de entender a la vinculación con la sociedad como un gesto político, crítico, complejo y problemático, que cuestiona las formas en que construimos el conocimiento; nos ayuda a pensar en maneras más conscientes de ser y habitar en el mundo. Se trata de un espacio donde intervienen la empatía, la decisión de escucharse y el afecto como elementos movilizadores.

Al igual que la totalidad del libro, se elabora desde la dificultad que supone reconocer el lugar de enunciación cuando se emprende el compromiso de construir procesos en comunidad. Los recorridos que es – tán integrados en esta publicación resultan de importancia porque son tes – timonios que nos obligarán a revisar las prácticas institucionales, pensar en la pertinencia de la gestión de esta Universidad, de la educación como bien público.

María José Icaza

Directora de Vínculo con la Comunidad Universidad de las Artes